Actos25N01

MANIFIESTO POR EL 25 N DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

#Mujer e Igualdad 25/11/2022

25 N

Actos25N02

Hoy ha tenido lugar en la plaza del Carmen de Estepa, la lecturas de los manifiestos por el 25 N Día Internacional de la eliminación de la violencia sobre las Mujeres. 

El concejal de Educación, Igualdad y Mujer, Florencio Díaz, ha leído uno de los manifiestos y el alcalde de la ciudad, Antonio Jesús Muñoz ha hecho lo propio con otro manifiesto en apoyo inequívoco a las mujeres víctimas de cualquier violencia.

 

25N - DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA SOBRE LAS MUJERES

Plaza del Carmen Estepa - Viernes, 25 de noviembre de 2022

 

Manifiesto leído por Florencio Díaz, Concejal de Igualdad

La igualdad nos hace más fuertes contra la violencia de género. Una sola víctima de violencia de género, un solo asesinato

machista debería ser suficiente para romper el silencio y la indiferencia que aún permanecen enquistados en sectores de
nuestra sociedad.

Casi dos décadas de cómputo oficial de víctimas de la violencia de género dejan un rastro de terror que nos estremece: durante este tiempo 1.171 mujeres han muerto, las han matado, a manos de quienes eran sus maridos y parejas o lo fueron. En lo que va de año, la cifra de asesinatos alcanza las 38 mujeres y 19 feminicidios.

Hoy, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el Ayuntamiento de Estepa se une una vez más al
manifiesto de las diputaciones para volver a alzar una sola voz frente a una tragedia cuya responsabilidad concierne a la
sociedad entera. Es nuestro deber recordar que la violencia de género es la violencia que sufren las mujeres por el hecho de
serlo. Según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, supone la manifestación más extrema de desigualdad y discriminación
de las mujeres a esto hay que añadir la gravedad que representa la violencia vicaria, ejercida sobre las mujeres con
el propósito de causarles un daño y un dolor infinitos a través de sus hijas e hijos.

Se hace necesario subrayar que la violencia contra las mujeres es un problema público y estructural, por lo que el compromiso
de los hombres en la prevención y erradicación de la misma es también fundamental.

La educación es clave para conseguir la igualdad real y prevenir

 

Manifiesto leído por Antonio Jesús Muñoz, alcalde de Estepa:

Que difícil resulta, cada 25 de noviembre, situarme aquí, detrás del micrófono, y levantar la cara para recordar que la cifra de mujeres víctimas mortales por violencia de género en España, a manos de sus parejas o ex parejas, no cesa. No quisiera que el dato quede solo en este papel; no quisiera que oigamos el número de mujeres asesinadas como una estadística más.

1.171 mujeres han sido asesinadas desde 2003 hasta hoy. 38 en lo que va de año, 26 huérfanos menores de 18 años. Démonos unos segundos de silencio para pensar en estas 38 mujeres

Algo no estamos haciendo bien, cuando una sociedad avanzada y moderna, soporta aún una lacra tan dramática como el asesinato de mujeres a manos de hombres.

Quiero remontarme al año 1993, a la Conferencia Mundial de los Derechos Humanos de la ONU y en concreto a la Declaración sobre la violencia contra la Mujer, que en ese encuentro se acordó.

El concejal ha hecho referencia a esta declaración, pero yo quisiera leer dos artículos de la misma:

Artículo 1. Por violencia contra la Mujer se entiende: “Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, así como las amenazas de tales actos, la coacción o privación arbitraria de libertad, tanto si se produce en la vida pública como en la privada.

Artículo 41. “La violencia contra la mujer es una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres, que han conducido a la dominación de la mujer por el hombre, a la discriminación de la mujer y a la interposición de obstáculos contra su pleno desarrollo”

Han pasado 30 años de aquel manifiesto y lamentablemente la violencia sobre las mujeres continúa.

Como hombre siento desprecio hacia esos hombres, pero no quiero lamentarme en silencio, no quiero bajar la cabeza ante vosotras, quiero luchar contra la violencia que sufren las mujeres, y quiero luchar a vuestro lado.

Como representante de la clase política en nuestro municipio, quiero y así lo estamos haciendo, poner en marcha, políticas reales que supongan pasos adelante en la erradicación de la violencia sobre las mujeres.

Tanto el concejal de Igualdad como yo mismo tenemos claro que la Educación juega un papel fundamental en este sentido, sin embargo los datos del estudio del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud son muy preocupantes, no hay percepción de la violencia sobre las mujeres entre los jóvenes. Esto nos lleva a afirmar que no basta con educar a nuestros hijos en los colegios si no hacemos lo mismo en nuestros hogares, en el interior de las familias y por supuesto, no basta, si los representantes de los partidos políticos no están a la altura. Esta misma semana hemos sido testigos de dos ejemplos claros del machismo impune mostrado hacia la ministra de Igualdad del Gobierno de España.

No podemos consentir los discursos negacionistas y mucho menos los insultos machistas en la sede de la Soberanía Popular.

A pesar de todo, tengo toda mi esperanza puesta en el trabajo que hacemos desde los Ayuntamientos, porque somos una administración muy cercana a las mujeres y hombres de nuestra comunidad. Y pienso que el trabajo desarrollado desde la Concejalía de Mujer e Igualdad, está dando sus frutos.

Y por supuesto tengo toda mi esperanza puesta en el trabajo que se realiza desde el Ministerio de Igualdad, una institución que se creó en 2008, bajo el Gobierno de Rodríguez Zapatero y que históricamente ha sufrido el ataque político de quienes no pensaban así. Ministras como Bibiana Aido, o Leire Pajín, también sufrieron los ataques machistas que sufre hoy la titular de Igualdad.

Hoy más que nunca es necesario el Ministerio de Igualdad, como necesaria es la Concejalía de Igualdad.

Creo que este es el camino: la Educación, las Campañas de Sensibilización, la atención a las víctimas y sus familiares, el no volver la cara... no nos queda otra que seguir luchando para visibilizar todas las violencias machistas y exigir medidas suficientes para erradicarlas.

LA IGUALDAD NOS HACE MÁS FUERTES CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.